El SAT no me deja reimprimir RFC

Es muy frecuente que la Cédula de Identificación Fiscal se pierda con muchísima facilidad, dado a que es uno de los documentos que se utilizan para identificarse ante las autoridades fiscales.

Desde su nacimiento, el Servicio de Administración Tributaria ha tratado de facilitar los medios de comunicación entre contribuyentes y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Fue a mediados de los años 90, cuando el SAT empezó a regular las actividades económicas del país, no sólo dentro sino también lejos de nuestras fronteras.

Este ente regulador tiene el propósito fundamental de vigilar las transacciones que se realizan a diario en la República Mexicana, para que literalmente no se le escape ninguna contribución.

El dinero recaudado por esta institución pública es destinado al mejoramiento de programas sociales u obra pública. Sin los impuestos no abría el nivel de desarrollo con el que se cuenta en muchísimas zonas del país.

Pero bueno, te preguntarás ¿Esto que tiene que ver con imprimir RFC? Pues el tema está relacionado con todo lo expuesto anteriormente, ya que, sin tu CIF, sería imposible que el fisco te identificara y por lo tanto correrías el riesgo de pagar impuestos duplicados.

Hay gente que ha creado sus propias microempresas y que para no tener que preocuparse por sus obligaciones fiscales contrata los servicios de un contador. En ese sentido, él actúa como representante legal de su cliente, encargándose de realizar todas las declaraciones en tiempo y forma.

Sin embargo, hay personas que deciden llevar sus negocios por su cuenta. A ellos está dedicado este brevísimo artículo que versa sobre cómo poder reimprimir el RFC en el caso de que la página oficial de Internet no te permita hacerlo.

En caso de que nada más quieras verificar la conformación y cálculo de tu RFC existen algunas webs en donde es posible obtener no solamente este resultado, sino también la Clave Única de Registro de Población.

No obstante, si requieres una copia fiel de tu constancia original no te quedará otra alternativa que acceder al portal del SAT. La dirección de esa página es: www.sat.gob.mx

El problema de no poder imprimir RFC se desencadena cuando los internautas entran a la sección de trámites en línea. Ahí es forzoso que se identifiquen con sus datos personales.

Por lo tanto, la información que se debe introducir en el formulario de iniciar sesión en “Mi Portal” del SAT es el RFC con todo y homoclave y la contraseña de ingreso.

A este último elemento hace apenas algunos años todavía se le llamaba como CIEC, aunque ahora las autoridades fiscales han optado por denominarlo simple y llanamente como “contraseña del contribuyente”.

Es una palabra clave que cada uno de los contribuyentes elige en el momento en el que va a la oficina fiscal a recoger su documentación personal que lo acredita como un individuo o empresa que debe pagar impuestos.

Lo que estamos intentando decirte es que si no puedes acceder al portal debido a que te falta tu contraseña. No esperes más y ve a tramitarla lo antes posible. Esta operación es gratis y la puedes hacer en cualquier módulo SAT. Para agendar una cita, ingresa a la sección de citas SAT. O si lo deseas también puedes hacerlo vía telefónica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *